lunes, 7 de enero de 2008

el olvido que seremos

Era un crimen anunciado. En 1987 el médico Héctor Abad Gómez era asesinado en plena calle a manos de un escuadrón de paramilitares que controlaban la ciudad de Medellín. En el bolsillo de su pantalón encontraron un poema de José Luis Borges titulado “Ya somos el olvido que seremos”.

Han pasado veinte años. Veinte años “de espera”, para que su hijo, el escritor Héctor Abad Faciolince haya podido encontrar la manera literaria de contar lo que pasó sin que la herida le impidiese caer en la autocomplacencia del dolor. Con este libro, el escritor salda una deuda personal y “venga” la memoria de su padre, impidiendo el propósito de las manos asesinas: el olvido.

A través de “El olvido que seremos”, de una belleza formal extraordinaria, Abad Faciolince describe magistralmente una época oscura de Colombia con el hilo conductor de la historia de su padre, que a parte de médico, fue el “padre” de la Medicina Preventiva en Colombia, Catedrático de Medicina en la Universidad de Antioquia, líder del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia, fundador de la Escuela Nacional de Salud Pública, Coordinador de Future for the Children, Futuro para la niñez en Colombia, Agregado Cultural de la Embajada de Colombia en México, melómano, lector ávido, y columnista de El Tiempo... un Humanista, que vivió y murió luchando por hacer una Colombia más justa y tolerante.

Lo recomiendo mucho.

Ya somos el olvido que seremos.
El polvo elemental que nos ignora
y que fue el rojo Adán y que es ahora
todos los hombres y los que seremos.

Ya somos en la tumba las dos fechas
del principio y el término. La caja,
la obscena corrupción y la mortaja,
los triunfos de la muerte y las endechas.

No soy el insensato que se aferra
al mágico sonido de su nombre;
pienso con esperanza en aquel hombre
que no sabrá quien fui sobre la tierra.

Bajo el indiferente azul del cielo,
esta meditación es un consuelo.

(J. L. Borges)

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Me parece un libro muy interesante querido amigo, la historia, además de ser real, le otorga un interés extra.

Gracias. Tomo nota.

Un fuerte abrazo y feliz 2008.

Anónimo dijo...

Lo leì hace medio año y me pareció fantástico.
S.O.

Anónimo dijo...

Querràs decir JORGE luis borges...el libro de abad estubo muy bueno..gran imagen de su padre y una buena critica a dicha epoca