lunes, 26 de noviembre de 2007

Juan de Castellanos

Hoy martes 27 de noviembre se cumplen 400 años de la muerte de Juan de Castellanos: un poeta semidesconocido que nació en Alanís de la Sierra (Sevilla) en 1522 y que murió en Tunja (Colombia) en 1607.
Este andaluz, aparte de entretenerse en escribir el poema más extenso jamás escrito en castellano, Elegías de Varones Ilustres de Indias (113.609 versos endecasílabos en 4 libros), tuvo una de las vidas más apasionantes y aventureras que jamás haya visto. Se cree que con 17 años y con una educación media (entendía de gramática, preceptiva y latín) salió de Sevilla para no volver jamás. En 1539 llegó a la isla de Borinquen y el esplendor del Caribe explotó ante sus incrédulos ojos. Desde ese momento, este joven empezó a tomar nota de todo lo que veía, oía y sentía. Origen de lo que sería después Elegías de Varones Ilustres de Indias.

De negociante de perlas pasó a ser soldado conquistador, recorrió el Nuevo Reino de Granada (Colombia y Venezuela). Guerrero en el Cabo de la Vela, en Riohacha, en Santa Marta y participó en la conquista del Valle de Upar. Vio desaparecer ciudades (Nueva Cádiz, isla de Cubagua) y en contradicciones nunca saldadas cantó las hazañas españolas y evidenció el orgullo y arrojo de los nativos. Expedicionario en la busca de El Dorado, abrió trochas, y negoció con esclavos. Fue amigo de Pedro de Ursúa, rivalizó con Jiménez de Quezada, se hizo cura en Cartagena de Indias en 1554, atendió en Tunja a Venero Díaz de Leyva. Padeció un proceso inquisitorial de cual salió sin mayor problema. Distinguió a las Hinojosa y ya como beneficiado (Párroco) de la catedral de Santiago de Tunja le enviaron desde la Guajira a una hija engendrada en esos años caribeños.

Una vez instalado en Tunja con 40 años, cansado y viejo (para la época y para lo vivido), pensó que debía recoger en un poema todo lo que había visto y vivido. Quizás caviló que moriría en breve pero duró 40 años más. La importancia de Elegías de Varones Ilustres de Indias es enorme: aparte de las pocas palabras autóctonas que recoge Colón y Antonio de Nebrija, es Juan de Castellanos el primero que arriesgó la gloria de su obra por atreverse a consolidar entre sus 113.609 versos las voces indígenas. Es interesante ver cómo llega una lengua como el español a tomar posesión de un territorio y a pesar de ser tan madura, enmudece ante el mundo que trata de nombrar. Castellanos acuñó lo hispanoamericano y le dio carta de nacimiento a lo recién descubierto. Cronista que se atrevió a escribir palabras desconocidas y por lo tanto vulgares y sacrílegas como guama, maní, guacamaya, o guayaba, hizo suyo y quiso compartir todo lo que por el Nuevo Mundo veía, sin pensar, quizás, que con el arrojo de su pluma se estaba atando la soga de la censura. Fue también la primera persona que a los indígenas los llamó por su nombre propio más allá de una definición genérica. Prodigó las palabras indígenas para todo lo que no tenía nombre en español.

Nunca fue bien recibido en España; demasiado "irrespetuoso" mencionar en unas mismas páginas al Cacique Turmequé y a Felipe II. En Hispanoamérica su obra no corrió con mejor suerte. Para los eruditos europeos era un simple cura de Tunja, para los sabios que se desenvolvían en estos nuevos reinos era un buen hombre desocupado que dedicaba sus horas vacías a escribir fantasías. Para los historiadores era un poeta, y para los poetas, un historiador.

Hubiera sido perfecta una ocasión como ésta para rescatar una figura tan olvidada e importante como lo es Juan de Castellanos. Tendremos que esperar a su V centenario.....


Así describía el Nuevo Reino de Granada: Deste reino lo ceban otros ríos, Por do, hasta llegar á sus confines, Pueden desde la mar entrar navíos, A lo menos remeros bergantines, Las mayores distancias ó desvíos, Hasta los indios dichos matachines, E ya cierto patax hizo la prueba Hasta cerca de Mérida la nueva.
De hoja de laurel es la hechura, Ambas bandas así proporcionadas; Va desaguando acia Cinosura, Donde mezcla sus aguas con saladas: Dentro tienen los indios su cultura



La mejor persona que ha escrito sobre este personaje es el escritor colombiano William Ospina, en su libro Las Auroras de Sangre.

17 comentarios:

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María_azahar dijo...

Como filóloga y amante del Renacimiento, darte la enhorabuena por esta magnífica y tan necesaria iniciativa de recuperación de autores y, especialmente, si son sevillanos. Sigue así. Gracias por darme a conocer este espacio estupendo que ya está enlazado en mi blog.

Un saludo.


Charo Martínez.

Dama de sevillano nombre dijo...

Increible, me fascina la historia, y si la puedo leer con mis propios ojos, mejor.
Le diré al Aguaó que se acreque por aquí, le va a gustar.

Gracias.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Hace poco andé por Alanís, pero sobre todo recuerdo el sufrimiento.

Ummm, su blog es interesantísimo. Así que es usted filólogo, o al menos escritor. Porque esos conocimientos no los tiene cualquiera.

El post es muy bueno. Digamos que usted sabe transmitir.

gazpacho con arepa dijo...

Charo, ya te comenté que tenía un proyecto muy bonito (y trabajado) para rescatar a este personaje y ya contaba, entre otros, con la Uni. de Sevilla, la Pablo de Olavide, la Norte de Barranquilla, Ayuntamientos de Tunja y Alanís, Embajada de España en Colombia, Ministerio de Cultura de Colombia y Bogotá Capital Mundial del Libro, pero me faltaba el principal, al que le sobra “la plata” cuando quiere, pero cuando no le interesa, mira pa otro lado. Hasta aquí puedo leer.... por ahora. Y no se pudo hacer.

Dama, si te interesa el tema, léete “Las Auroras de Sangre” de Willian Ospina (también estaba implicado en este proyecto), y si te gusta esa época, “Ursúa” de Alfaguara, del mismo autor. Se que ésta última novela ha tenido éxito en España. Y si, la vida de este andaluz tuvo que ser apasionante. No se sabe mucho de él porque falta bibliografía pero se que hay gente investigando. Yo me acerqué a su obra a través de la fascinación que me produjo su vida de la que escribí algo muy esquemático.

Cabezota, ojalá fuera escritor!!, me quedo en un simple entretenimiento. Lo de los conocimientos, pues vivir por "Locombia" supongo que me facilita saber de cosas raras, no? De todas formas, la curiosidad y los temas de mi blog será porque hice Historia del Arte en su día, y más tarde gestión cultural.
Ah, y gracias por el cumplido de saber transmitir.

Saludos a todos

el aguaó dijo...

Querido amigo, lo primero felicitarte por el blog, pues he estado viendo algunas entradas y son fantásticas.

Lo segundo, como bien dice la amiga Dama, he llegado a ti tras su recomendación, que ahora aprovecho para darle las gracias, pues me conoce muy bien y sabía que me iba a gustar.

Y lo tercero lo acabo de decir: enhorabuena por la entrada. Es fascinante. Soy consciente de que muchos Nombres, con mayúsculas, se quedan perdidos donde habita el olvido, y algunos consigo rescatarlos y los llevo a mi humilde rincón para que la gente los conozca. Me ha encantado la entrada porque me has presentado a Juan de Castellanos, del que procuraré buscar algo más por mi cuenta.

Y la gran sorpresa me la he llevado al leer que somos colegas, pues también yo estudié Historia del Arte, ¿la hiciste en Sevilla?

Un abrazo.

P.D. Enhorabuena por el blog. Prometo volver. Y gracias amiga Dama.

gazpacho con arepa dijo...

Muchas gracias aguaó. Se lo hace lo que se puede. Tu blog lo veo a menudo y la felicitación es recíproca.

Estudié Historia del Arte en Sevilla, menos un año que lo hice en Italia, así que somos colegas. Acabé en el 99. ¿Tu cuando? El año pasado organicé acá un congreso internacional de Arte Hispanoamericano y entre otros vinieron, por Andalucía Rafael López Guzmán y Alfredo J. Morales y por Argentina, Ramón Gutiérrez. Estuvo genial.

PD. gracias Dama, por recomendar este blog

el aguaó dijo...

Querido Gazpacho con arepa, por lo que acabo de comprobar, soy más joven que tú, pues yo acabé no hace mucho: en el 2006. Sin embargo, de los que has nombrado tengo amistad con Alfredo J. Morales, gran catedrático por cierto. ¿Llegaste a conocer a Maria Jesús Mejías? Fue la profesora que me dio Historia del Arte Prehispánico y Historia del Arte Iberoamericano. Hispanoamericano me lo dio Gómez Piñol.

Gracias por tu felicitación, me he permitido la licencia de agregarte a mi blog amigo. Siempre es agradable encontrarse con un colega que ha recorrido las palabras de grandes profesores como Alfredo Morales o Enrique Valdivieso.

Un fuerte abrazo.

gazpacho con arepa dijo...

Querido aguaó, me alegro que compartamos profesores y amistades: Alfredo es mi amigo. A Mª Jesús la llegué a tener pero mi promoción fue su primer año y estaba algo "verde" por entonces. A Gómez Piñol no lo tuve pero sí a Valdivieso 2 años.
Uf, que buenos recuerdos de la Universidad.

Un abrazote. Yo tambien te agrego

el aguaó dijo...

Le debo tu descubrimiento a la amiga Dama, que me conoce muy bien.

Me alegro mucho de conocer tu rincón amigo y que tengamos tantas cosas en común.

Un fuerte abrazo.

P.D. Gracias Reyes.

María_azahar dijo...

Me he acordado de ti, amigo Gazpacho, porque desde ayer se está llevando a cabo un seminario en la Facultad de Filología de Sevilla sobre la herencia cultural de España en América de poetas y cronistas andaluces en el Nuevo Mundo de los siglos XVII y XVIII, en el que se tratan figuras como Diego de Hojeda, el sevillano Diego Dávalos, Ortíz de Zúñiga, el Inca Garcilaso, Juan del Valle y Caviedes, Juan de Miramontes Zuázola o el jesuita Andrés Pérez de Ribas. Os dejo unos versos de Diego Dávalos:

"LÁGRIMAS DE AMOR

Lágrimas que aumentáis el mar ondoso,
suspiros que crecéis el vago viento,
sollozos donde habita el descontento,
ansias en quien jamás halló reposo.

Dolor intenso, fuerte y riguroso,
do yo perezco y vive el pensamiento,
falta de amor, adonde mi tormento
nació, y asiste como poderoso;
dejad de atormentar esta alma triste
y dejad de afligir a este afligido
pues no os conviene apresurar mi muerte,
que quien causa mi mal y do consiste,
quiere que viva porque así rendido
esté para mostrar su rigor fuerte."

Besos.

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dama de sevillano nombre dijo...

Esto es lo mejor, unir vía cibernética...
Gracias por tu recomedación, lo tendré en cuenta y lo anoto en mis "Libros que quiero leer"
Aguaó, no tenemos caras, pero nos concemos bien ¿verdad?

gazpacho con arepa dijo...

Marìa Azahar, gracias por el poema y por acordarte de mi tan lejos.
Dama, ya verás como te gusta el libro

el aguaó dijo...

Con permiso del amigo Gazpacho.

Amiga Dama, el otro día una amiga mía me decía que me había leído en mi blog y había visto como nos tratabamos. Empecé a hablarle de ti y de la amiga Glauca, de lo bien que os portáis conmigo y lo agradables, cariñosas y atentas que soís. Llegó un momento que estaba refiriéndome a ti como Reyes, y mi amiga me preguntó: "¿pero tú la conoces personalmente?" y le dije: "no, pero yo tengo la sensación de que sí".

Un fuerte beso amiga.

Perdona la intromisión amigo Gazpacho.

gazpacho con arepa dijo...

Escribe lo que quieras, aguaó: estás en tu casa. Por aquí se sirve la mejor arepa cartagenera y el mejor gazpacho de casa Robles

Dama de sevillano nombre dijo...

Es que a mi me ocurre igual.
Esto es magia, pura magia.