jueves, 15 de noviembre de 2007

El Yin y el Yan en un solo día

El trabajo obliga, y ayer me tuve que desayunar un arepa indigesta: asistir a la presentación de “Cartas a un joven español”, la última gran obra de la literatura universal: un manual indispensable para ser un buen patriota. En frente mía, un señor bajito de media melena - tinte caoba que me he fijao yo-, bigotito canoso y con cara de mala hostia hablando del Apocalipsis islamofascismo (¿?) y repitiendo el chiste de Umbral: “sólo hablo de mi libro” cuando le preguntaban por el orangután venezolano. Y menos mal que no se nos puso a hablar en plan colombiano: “que pena con uds que me demoré porque me pilló un trancón tenaz...”, que este hombre ya nos ha dado muestras de sus dotes políglotas. Pue eso, que lo de ayer no está pagao con ná. El Yin

Como tampoco está pagado con ná el concierto de anoche: "Dos pájaros de un tiro". El Yan. Simplemente genial. Serrat, como siempre y Sabina, soberbio. Dos horas y media mágicas que me transportaron a mi infancia cuando escuchaba los casettes de mis padres... Para la libertad, Caminante, Penélope, Mediterráneo, y a mi adolescencia: Y nos dieron las diez, Pacto entre caballeros.... En fin, que estos “Dos pájaros”, me devolvieron el buen rollo que me habían quitado por la mañana con la indigestión de la arepa. El Yin y el Yan en un solo día.


Foto: Mauricio Moreno / EL TIEMPO

PD: mamá, gracias por convencerme para que fuese al concierto.

1 comentario:

Dama de sevillano nombre dijo...

Casi dos meses después de su concierto en la Cartuja, aún recuerdo algunos momentos como inolvidables.