domingo, 12 de agosto de 2007

Memoria Histórica asimétrica

Resulta que la Diócesis de Valencia va a construir la Parroquia Santuario de los Beatos Mártires Valencianos, con el que pretende honrar la memoria de los valencianos muertos en la Guerra Civil "por el odio a la fe". Memoria Histórica, pero asimétrica.

Las carajotadas que a estas alturas promueva la Iglesia Católica Apostólica y Romana no son novedad porque ya no sorprenden a nadie. Ni siquiera llegan a la categoría de escándalo. Allá ellos, que sigan así; que van por la senda correcta hacía la desaparición. Es curioso ver como en un continente como éste, Sudamérica, - la única reserva de fieles que le quedaba a la Iglesia Católica-, las sectas les vayan quitando adeptos y devotos a la velocidad de la luz, y estos lumbreras en vez de preocuparse del tema, se dediquen a montar estos proyectos anacrónicos y casposos. Todo un crack el que tienen ahí en cuestiones de marketing.

Lo que de verdad resulta curioso de la noticia, es que esta iniciativa privada cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Valencia, gobernado por el PP, que cede una antigua nave industrial para construir este santuario. Se trata de una de las antiguas naves de hormigón de la industria química Cross, en la avenida de Francia, que junto a otros solares destinados a uso escolar, le fue cedida al arzobispado por el Ayuntamiento presidido por Rita Barberá, del PP, a cambio del solar arqueológico de la plaza de L"Almoina.

Las facilidades concedidas por el Ayuntamiento de Valencia al proyecto de honrar la memoria de los muertos en el bando nacional, chocan con los impedimentos que el Consistorio ha puesto para las obras de construcción de nichos sobre una fosa común del cementerio de Valencia en la que, según el Fòrum per la Memòria Històrica del País Valencià, hay enterrados cientos de personas que fueron ejecutadas tras la guerra civil. Las obras sobre la fosa común fueron paralizadas cautelarmente por un juzgado, que finalmente dio la razón a esta asociación. El Ayuntamiento, por ahora, ha abandonado la intención de construir los nichos.

Pero la broma continúa. Por otra parte, el portavoz del PP en la Comisión de Interior del Senado, Ignacio Cosidó, aseguró, que de salir adelante, la denominada Ley de la Memoria Histórica supondría "romper con los principios de la Transición" y "abrir heridas" que ya estaban "cerradas".

Uy, uy, uy, ay, ay, ay... ¿No era ZP “el demonio” que estaba resucitando las dos Españas? Mira tú, curiosa forma la del PP de protestar contra la Ley de la Memoria Histórica.

1 comentario:

Anónimo dijo...

así es....