martes, 26 de febrero de 2008

no todo es El Dorado

No todo es El Dorado en Colombia y además, tampoco quisiera dar una imagen sesgada de la realidad.
Cuando uno hace un curso o master en cooperación internacional, comercio exterior, relaciones internacionales, etc y van explicando Hispanoamérica país por país, todo va bien hasta que un día toca explicar Colombia. A veces se lo saltan y cuando algún alumno pregunta: “¿Y Colombia?”, si el profesor conoce bien la realidad latinoamericana suele quedarse callado durante un par de segundos sin saber que decir, hasta que al final con una sonrisa cómplice suelta: “uffff, Colombia es punto y aparte... necesitaríamos un módulo entero para explicar bien este país. Lo que si puedo deciros es que, cuando se conoce y se vive, se mete en las venas y ya no se suelta”.

Colombia es de una complejidad fuera de lo común: cualquier Estado normal no podría soportar tener una guerrilla desde hace más 40 años, las FARC, con 20.000 personas; otra, el ELN, de 4.000; unos paramilitares infiltrados en la política que “controlan” como la mafia siciliana varias partes de país, 3 millones de desplazados internos por culpa del conflicto (uno de los índices más grandes del mundo), una población afro e indígena dejada de la mano de Dios - mejor dicho del Estado- constantemente masacradas unas veces por los paramilitares; otras por la guerrilla, unos desmovilizados que han entregado las armas y que el Estado tiene que hacerse cargo de ellos, el problema del narcotráfico, violación de los Derechos Humanos, trabajo infantil, desnutrición, minas antipersonales regadas por muchas zonas del país (minas que por cierto ha vendido España durante muchos años), desigualdad social, más de 1000 secuestrados..... Pues le cuentas esto a cualquier extranjero y le parece imposible que esto funcione y sin embargo, el país marcha, se vive, se goza.... y “se te mete en las venas y ya no se suelta.”

Cada uno de estos problemas es un universo de una complejidad brutal que requiere un post demasiado profundo para el conocimiento del que dispongo, y como uno de los ideales de este blog dice “... que nace sin pretensiones ni propósito alguno, quiero haceros partícipe de las cosas que me gusta contar”, pues voy a hacer eso, simplemente contar lo que ven los ojos de un europeo incrédulo que desde hace 3 años no ha dejado ni un solo día de sorprenderse, para bien y para mal, de todo lo que le rodea.

Mañana, los desplazados.


7 comentarios:

ROCIO dijo...

SOLO DECIRTE LO QUE YO LE DIGO A JULIA, "DISFRUTIN", SACAS LO BUENO DE LAS COSAS, LO DISFRUTAS, LO VIVES....
BESOS Y NOS VEMOS...

Iki dijo...

Ague el ojo con este post y todo... que lindo...

Es emocionante ver como "Colombia" se te metio entre las venas...

el aguaó dijo...

Amigo, que Colombia se te metió en las venas es algo que no dudo en absoluto, pues con cada entrada que nos ofreces compruebo cómo vives apasionadamente cada minuto en esa tierra.

Desgraciadamente, como bien dices, no todo es El Dorado, pero precisamente esa cruda realidad es la que mejor conocemos. Es decir, el turismo atrofiado de Colombia se debe a que todos esos apuntes son conocidos, mientras que los verdaderos paraísos pasan desapercibidos. Por eso tú nos enseñas los oasis de ese país.

Aún así, es necesario conocer la realidad. Por muy fea y negra que ésta sea.

Un fuerte abrazo.

Dama de sevillano nombre dijo...

Gracias.
Es increible como a veces Colombia se conoce más por el "ballenato" o por Shakira, menos mal que hay gente como tú que es capaz de enseñárnosla.
Yo me acerqué timidamente a esa otra Colombia que nos cuentas a través de la "Noticia de un secuestro" de García Márquez. Me pareció increible, y eso que sólo tocaba el tema del narcotráfico...

Anónimo dijo...

Es bien cierto lo que en multitud de veces te han dicho, que es fantástico ver ese país a través de tus ojos, para bien o para mal... Y también es cierto que es admirable que, con una realidad como la de Colombia, aún quede sitio para cosas bonitas y positivas como las que cuentas.

Yo conozco, muy por encima, algunos de estos temas que comentas por alguien cercano que también los ha vivido en 1ª persona, y es crudo, la verdad.

Qué duro tener que aceptar y aprender a "vivir" rodeado de este tipo de situaciones. Qué penita me da de los niños...

Un abrazo.

Fdo. Puente de Barcas.

Iki dijo...

Te deje un regalito en mi blog...

gazpacho con arepa dijo...

Rocío, dale un beso a Julia de mi parte. Tenemos que quedar la gente de la Facultad en Feria.

Iki, me emociona mucho que pueda hacerte aguar tus ojos con mis comentarios.

Aguaó, para eso "estoy": para intentar quitar prejuicios e imaginarios colectivos que nos han enseñado en Europa sobre Colombia que no tienen nada que ver con la realidad.

Dama, exquisita manera la tuya de acercarte a Colombia.

Puente de Barcas, ya veo que te afectan mucho los niños, eh? esas cosas son muy duras y despues de 3 años, sigo sin acostumbrarme a ver ciertas cosas

Iki, voy a porr tu regalo. Un beso a todos/as